Federación del Voleibol Argentino Fédération Internationale de Volleyball Confederación Sudamericana de Voleibol Centro de Desarrollo Regional del Voleibol" Asociación de Clubes Liga Argentina de Voleibol Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo Secretaría de Deporte de la Nación

FeVA - Federación del Voleibol Argentino

English Español

23-02-2006

GUILLERMO ORDUNA DESPUÉS DE LA LIGA FEMENINA: FUE UNA EXPERIENCIA POSITIVA DESDE CUALQUIER PUNTO DE VISTA

Las jugadoras se unieron en la Liga Femenina

A mediados del último diciembre, Guillermo Orduna junto a un equipo de jóvenes jugadoras, que van desde los trece a los dieciséis años, comenzaron una experiencia inédita en la preparación de los seleccionados inferiores femeninos en nuestro país. Con el apoyo de la Federación del Voleibol Argentino (FeVA), que impulsó el proyecto desde su inicio, la experiencia resultó altamente positiva para sumar competencia y entrenamientos a un grupo que será el futuro del voleibol femenino nacional.

Luego de más de dos meses de competir en la Liga Femenina de Clubes de la ACLAV, enfrentando a planteles mayores y de gran nivel, el entrenador del equipo nacional, hace un análisis del proceso y sus resultados en la siguiente entrevista.

¿Cuál es el balance general de la experiencia con el grupo de menores y juveniles en la Liga Femenina?

Por ser la primera experiencia de un grupo de promedio de quince años, jugando una Liga Nacional, donde las jugadoras tienen que convivir y compartir, sobrellevar el tema del rendimiento y el tema afectivo, ha sido una experiencia positiva desde todo punto de vista. Las chicas no solo han evolucionado en lo técnico y lo táctico, si no fundamentalmente en el aspecto psicológico. Se han sobrepuesto permanentemente a resultados, que aunque se sabía que iban a ser adversos, había que trabajar toda la semana para intentar mejorarlos. Han terminado muy fuertes en lo psicológico, conformando un grupo humano importante, con objetivos claros por delante. Es una base muy buena para afrontar los sudamericanos que son clasificatorios a los Mundiales.

¿Qué te pareció la adaptación de estas jugadoras tan jóvenes a un ritmo de competencia mucho más exigente que el que conocían?

Nosotros les fuimos planteando objetivos de crecimiento individual y colectivos. Han sobrellevado las exigencias porque han visto su propia evolución semana a semana, en lo físico y en lo técnico. También en lo táctico y en lo colectivo, y además algunas jugadoras se fueron adaptando a probar funciones nuevas. Personalmente he visto que desde el comienzo de la competencia —con solo una semana de entrenamiento- a los últimos partidos se nota una diferencia, y les hemos jugado de igual a igual a equipos que estaban en los primeros puestos. Y eso realmente las hizo sentir reconfortadas a las chicas, más allá de que hubieran querido ganar algún encuentro.
(...) En la primera rueda buscamos ajustar alguno temas técnicos individuales, y queríamos mejorar en lo que es trabajo táctico en la segunda vuelta. Me parece que las chicas pudieron trabajar mejor a partir de la información que ya habíamos recolectado y evaluado de los rivales. Eso es importante porque es uno de los objetivos mejorar la lectura del juego.

¿Qué aspectos destacas particularmente del crecimiento de las jugadoras?

Mejoraron muchísimo el saque, el bloqueo y el ataque. Son aspectos en los que se trabajó bastante, porque sabemos que un futuro, en el vóleibol femenino, hacer diferencia en la red a nivel internacional es muy importante. Es una de las cosas que Argentina debía mejorar tanto en la categoría menores como en juveniles. Además tuvieron un crecimiento importantísimo en el aspecto físico. Destaco el trabajo que han hecho con Marcelo Martínez en esa área. No hemos tenido jugadoras lastimadas, y era un desafío importante tratándose de chicas tan jóvenes expuestas a volúmenes de entrenamiento y viajes que nunca habían tenido. Entonces ha sido muy dosificada la carga y las jugadoras han dado un salto importante.

Orduna le trasmitió todos sus conocimiento a las jóvenes *

Por el otro lado, ¿cuáles crees que son los aspectos en lo que hay que seguir trabajando duro para mejorar?

El nivel de recepción debe mejorar, como la velocidad en el armado y la precisión, y también, evidentemente, el control de la pelota en defensa tiene que ser un tema de mayor dedicación.

En relación al grupo de juveniles, ¿cómo viste las chicas que compitieron con el seleccionado y cómo viste las jugadoras del plantel del Mundial de Macao que tuviste como rivales en sus clubes?

De las juveniles que estaban en sus clubes para muchas era la segunda Liga que jugaban, como Nizetich, Gaido y Pereyra, por ejemplo. Comparado con aquellas que era la primera vez que participaban de esta competencia, que son las que integraron el equipo de selección, (Bosio, Moreno, Sagardìa, Carlotto y Lazcano), lo que noté fue un acercamiento importante en los rendimientos. Terminaron jugando de igual a igual. Y eso es valioso porque se equilibró el grupo de juveniles. Ese era uno de los objetivos, y efectivamente el grupo se ha equilibrado. Esta experiencia, por ejemplo, le ha servido mucho a Clarisa Sagardía, para partir de un nivel de juego más alto. También a Estefanía Bosio que se ha convertido en una universal, que puede jugar tanto de punta como de central, y quiero destacar el crecimiento de Florencia Carlotto, que no fue a Macao y sólo tiene un año de vóley, y creo que se va a convertir en una central de alta calidad.

¿Crees que se cumplieron los objetivos, que se lograron los resultados? ¿Repetirías la experiencia?

A mi me parece que hay que mantener el proyecto, porque los resultados muchas veces se ven después de dos o tres procesos. En este momento el proceso este se cierra y tendrá una continuidad en el caso que el equipo de menores clasifique al Mundial, y ya con ese pasaje asegurado, vuelva a participar en la próxima Liga Femenina de clubes. De esa manera se podría llegar a un Mundial con la mejor de las preparaciones (dieciocho partidos ya jugados, el trabajo hacía el Sudamericano, la competencia internacional, y una nueva liga). Entonces el proceso después se iría repitiendo y teniendo una continuidad lógica. La idea es que no se corte el proceso. (...) Me gustaría destacar que cualquiera de las jugadoras que participó de esta Liga está en condiciones de llegar a un seleccionado mayor si se lo proponen.

En general, analizando el nivel de la competencia, ¿cómo viste la Liga Femenina?

Creo que año tras año ha crecido. Me tocó vivir el reinicio de la Liga Femenina trabajando para la ACLAV, fui uno de los promotores para que esa competencia se llevara a cabo, y veo que está creciendo mucho. El año pasado ya había tenido un salto de calidad importante, y este año la veo mejor aún. No solamente desde el rendimiento de los equipos, sino que me parece para destacar el trabajo y la conformación de los staff técnicos. Se nota una preocupación por conformar grupos de trabajo, y eso para mi fue una grata sorpresa. Todos los equipos han tenido su entrenador jefe, su asistente, su preparador físico, y algunos hasta con trabajo estadístico. Así todo se ha jerarquizado, desde las jugadoras, hasta los cuerpos técnicos y también los lugares de competencia han sido muy importantes. Hubo esfuerzo desde los equipos de Buenos Aires, no solo de buscar buen juego sino también de generar un entorno acorde a la Liga (buscando mayor público y difusión). Y apuesto a que todos los años siga creciendo.


*Foto Gentileza de Somos Voley

ou acheter du pas cher acheter levitra en france en Grenoble, prix pas cher acheter levitra en pharmacie en Pantin, prix en pharmacie acheter levitra en ligne en Ve'nissieux, generique levitra sans ordonnance en Cergy, vente en ligne achat levitra en france en Beauvais, ou acheter generique kamagra en Mulhouse, acheter achat kamagra pharmacie en Beziers, achat de pilule achats kamagra pas cher en Noisy-Le-Grand, generique acheter kamagra en Marseille, commander du en ligne kamagra en ligne france en Antibes,